Pozo destapado

Cuando se tropezó con unos recuerdos del camino fue a dar con un pozo olvidado mucho tiempo atrás. Las aguas salinas, algunas salobres incluso, le exigieron abrir las compuertas para dejarlas salir. Realmente quiso hacerlo, pero ya no recordaba cómo llorar.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cuentos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s